Los superpoderes de mamá

No se porqué, pero cuando una mujer es madre, agudiza sus sentidos, hasta límites insospechados, y aparece alguno más, haciendo parecer que hemos sido picadas por una araña o algo por el estilo y de repente tenemos “súper poderes”, convirtiéndonos en ” SUPER HEROÍNAS”.

1. EL OÍDO: Por alguna extraña razón, el oído de una mamá, se convierte en algo así como una antena parabólica o súper radar que es capaz de escuchar el mínimo ruido relacionado con el bebé, asegurando que siempre estará alerta para atender a su bebé. Una mamá escuchará cualquier gemido, queja o llanto de su bebé, desde la otra punta de la casa. No escuchará el timbre de la puerta mientras pasa el aspirador por el pasillo, pero escuchará que su bebé se atraganta, vomita, o llora. Aun soportando meses  y meses sin dormir, con el agotamiento más grande que existe sobre sus espaldas, mientras duerme, la mamá escuchará al bebé y se despertará al instante. No escuchará a su marido roncar cual león de “la metro”, pero escuchará el mínimo gemido de su pequeño.

2. EL OLFATO: Es posible que este sea el sentido que menos se desarrolla pero no por ello queda atrás, casi como perros sabuesos  una mamá será capaz de detectar olores, que puedan indicar alimentos en mal estado, utensilios mal lavados, y sobre todo : determinar a través del olor de las cacas de su hijo/a si tiene gases, si le sentó mal la leche o si le están saliendo los dientes.

3. EL GUSTO: Ni que decir tiene que una madre probará cualquier alimento o bebida antes de dárselo a su bebé, y conviertiendose en excelentes catadoras, podrán determinar, si algo no se debe administrar al bebé.

4. EL TACTO : Una mamá, podrá dormir en una cama diminuta, con su bebé junto a ella, y jamás de los jamases pondrá un solo pelo sobre él. Posiblemente no se mueva ni un milímetro. Ni se rozarán, por error, porque sin duda la mamá lo estará constantemente acariciando. Otra cosa que me resulta absolutamente increíble, heroico y sobrenatural, es que, de nuevo víctimas del abrumador agotamiento de los primeros meses, una mujer puede dormirse, dando el pecho a su bebé, en brazos, en el borde de un precipicio, de pié, y jamás caerá por él. Jamás el bebé caerá de sus brazos y nunca nunca sufrirá daño alguno a pesar de ni siquiera estar despierta.

5. LA VISTA: La mamá se adelantará a los acontecimientos, y verá que a su hijo le va a caer un objeto en la cabeza, cogiéndolo al vuelo. Verá donde otras personas no ven. Y mirará a su hijo/a y sólo con eso, podrá ver en su interior. De ahí la frase… ” mi madre con mirarme ya sabe lo que me ocurre”.

Ahora comprendo porque es tan especial una madre para sus hijos.

Porque, es su fiel protectora y salvadora durante el resto de sus vidas. Porque siempre estará ahí, no hará falta ni llamarla. Será la persona que más ame a ese hijo que creció en su interior y será aquella mujer…. que nunca nunca dejará de caminar al lado de sus hijos.

 

 

30 julio, 2014

RELATED POSTS

5 Comments

  1. Responder

    Marta

    5 mayo, 2014

    Hablar de los cinco sentidos cuando se es madre me encanta, además de desarrollarlos por nuestros hijos, es una bendición, que algo tan fundamental, sea usado por y para ellos.

  2. Responder

    Cuestión de madres

    15 marzo, 2014

    qué cierto!!!!!!!!! en otras cosas me he vuelto un desastre pero en lo de mamá… se me ha agudizado tanto los sentidos que me alucino a mí misma..jejejeje

  3. Responder

    Una mamá muy feliz

    10 marzo, 2014

    Yo creo que todo lo que tu dices se engloba en un nuevo sentido…el maternal!!!

  4. Responder

    mamapuede

    22 febrero, 2014

    Todo eso es CIERTO. Y más súper poderes que se desarrollan.

  5. Responder

    planeandoserpadres

    21 febrero, 2014

    El punto número 4 debería tatuárselo al papá de la bichilla en la frente, porque se pasa el día pensando que si dormimos con ella en la cama la aplastaremos, que no tengo cuidado al girarme, que no se me duerma en brazos ene l sofá por si cae del cojín de lactancia y echa a rodar por el suelo…

LEAVE A COMMENT