MATERNIDAD NIÑOS

La relajación en niños. Importante fomentar.

Desde que nacen, nos empeñamos en estimular a nuestros hijos de mil maneras con actividades, canciones, cuentos, música, deporte, aprendizaje de varios idiomas etc… lo cual es perfecto siempre y cuando no se haga en exceso.

A veces, los padres no se dan cuenta que los niños están saturados, están con una estimulación por encima de la que se corresponde a su edad. En ocasiones, los niños que están en edad escolar tienen jornadas de actividad mucho más largas que incluso cualquier jornada laboral de un adulto. Y además de las clases, las extra escolares y los cursos cuando los niños llegan a casa siguen con esa actividad hasta que se acuestan (deberes, videojuegos y películas entre otras cosas).

Para mi, es tan importante que mi hija tenga a su alcance motivaciones y actividades o planes para llevar a cabo pero es casi tanto o más importante que sea capaz de tener  momentos de total relajación, incluso de «no hacer nada» y de aburrirse.

Con dos años y medio, no ha sufrido excesivos momentos de rabietas y creo que realmente lo hemos conseguido gracias a los momentos de «relajación» a los que procuro acostumbrarle de forma habitual.

c56defd0ff9845eec47456eee18f3b7b

En ocasiones he visto niños con pura ira y nervios en la mirada, golpeando todo lo que tiene a su paso, gritando y con gestos de absoluta desesperación no pudiendo comprender como un niño pequeño puede albergar tanto estrés, haciendo que me pregunte en ocasiones si realmente ese niño no necesita realmente poder relajarse.

Nosotras solemos tener un pequeño momento al dia en el que estamos juntas sin hacer nada. Me limito a realizar técnicas de relajación que realmente funcionan de maravilla y provocan en ella un estado de relax absoluto consiguiendo a veces incluso que se duerma.

Este proceso de conseguir «niños relajados» es largo  pero si los incluís en vuestras vidas como una rutina, comprobaréis que son altamente efectivos, sobre todo si comenzáis cuando los niños son solo bebés. Es tremendamente útil para conseguir que los niños tengan una paz interior que después proyectan al exterior.

Nosotras usamos algunos de los siguientes métodos, y nos resultan muy útiles:

  • Tumbarse junto a nuestro hijo/a y acariciarle (sin televisión, sin música, sin distracciones, sin nada, aprovechando un momento de soledad entre ambos y disfrutando del silencio)
  • En una bañera o pequeña piscina con agua poner a tu hijo sobre ti, sobre el pecho (como cuando son recién nacidos) y con un recipiente echar agua por su espalda (también en silencio, o con música muy lenta y con poco volumen).
  • Tumbarse en el césped en una noche con temperatura agradable y mirar las estrellas.
  • Estar varios minutos totalmente abrazados, acariciándole. Es obligatorio no pensar en otra cosa que en tu hijo/a, procurando transmitir en ese abrazo todo el amor del mundo. No valen abrazos rápidos mientras se piensa en los problemas que hay que resolver mañana en el trabajo.
  • Hacer una cabaña improvisada con una sábana, meter un colchón y  una lámpara y dormir con tu hijo/a y hablarle, mirarle a los ojos, acariciarle.
  • Un masaje en espalda, brazos y piernas con aceite de bebé aromático.
  • Dormir, sin más, toda una noche (o toda las noches) con tu hijo/a .

426815c57a94751ca8d819bf3dbe1702-checker

Además, teniendo en cuenta que Mia duerme mal y le cuesta mucho conciliar el sueño estas técnicas le ayudan a llegar a la noche mucho más relajada y con una actitud más tranquila. Si realizamos estas técnicas en la cama, muchas veces, se duerme al instante.

¿Y tú? ¿Practicas relajación con tus hijos?¿o eres de las personas que están a favor de que es más positivo que estén constantemente haciendo cosas y estimulados? ¡¡Espero vuestras respuestas!!

 

«

»

6 COMMENTS

  • Aprendemos con mamá

    A veces nos damos masajes por turnos, es lo que más les gusta pero poco rato plrque son pequeños y se cansan jejej

  • Sara

    Tienes mucha razón, son muy importantes estos momentos de relajación. En casa estamos en ello, pero no tenemos mucho hábito. Pondremos en práctica algunos de tus consejos.

    Un besazo

  • Vanesa Pérez Padilla

    Es fundamental encontrar esos momentos, lo que ocurre es que si hay más de uno, son muy muy acitvos y se llevan poca edad la cosa es complicada. No obstante yo también lo intento. Muy de acuerdo con el exceso motivacionesl. Yo soy muy clara con el tema extraescolares, no quiero ni prisas, ni presiones ni estrés. Un abrazo

  • Bebé a Mordor

    Mi mayor es un poco «salvaje», pero estamos enseñándole un poco cómo relajarse y parece que va entendiéndolo. No obstante, tiene unos momentos de rabietas que nos sorprenden negativamente. Ay… Qué difícil es a veces…

  • mony

    La verdad es que nos cuesta encontrar esos momentos pero en verano es más fácil… les encanta flotar en el agua… y cada día un ratito lo dedicamos a eso, ellos miran el cielo o cierran los ojos y flotan… la verdad es que a veces les da la risa… pero después de insistir vale la pena… los miro y siento su calma. un beso

  • Dácil

    Yo lo intento, pero no me lo ponen nada fácil por dos razones: la primera, son unos polvorillas incorregibles. La segunda, son dos y se retroalimentan. Mis sesiones de yoga han terminado en saltos por el sofá y la relajación en la cama en pela de almohadas ainss. Sigo buscando métodos más efectivos. Estoy segura de que daré con algo que nos sirva a los tres para relajarnos. A mí también porque siempre ando estresada.

what do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *