El mes pasado mi cuerpo me dio un toque de atención. Creo que quiso decirme «BASTA» y me dejó en la cama durante varias semanas. No sabemos qué es y por ello hemos tenido que empezar una maratón de pruebas y médicos con el fin de poder determinar qué le ha pasado (o pasa) a mi cuerpo. He sentido un dolor físico tan tremendo que no os lo puedo describir con palabras, tal era así que ni podía cuidar de Mia. Los brazos apenas podían coger peso, no podía cortar la comida, y no podía en general, llevar una vida normal. He tenido que dejar de trabajar por un tiempo y ni siquiera puedo escribir este post sin sentir dolor en mis brazos. Estamos pendientes de valorar posibles enfermedades inflamatorias, reumáticas o neurológicas, o incluso un problema con una lesión de columna que podría oprimir mi médula, pero no podemos apresurarnos en adelantar un diagnóstico.

Llevo varios años al frente de este Blog, intentando hacer algo bonito con él, esforzándome mucho e intentando compatibilizarlo con trabajo (con horarios raros), con familia, amigos, aficiones, etc… No me daba tiempo a todo así que escasamente me dedicaba a trabajar, a mi familia más cercana(por supuesto a mi hija) y a este blog. Estaba siempre colgada del teléfono para tener controlado el blog, el email, twitter, instagram, facebook, etc,  y del ordenador para documentarme y preparar buenos post y al final, dejaba todo lo demás de lado.

Después de teclear durante 8 horas en mi trabajo, sin descanso, venía casa y seguía tecleando esta vez para mi blog, me quitaba horas de sueño (muchas) para no quitarle horas de juego y atención a mi hija y al final, no se si un estrés oculto o un yo interno en apuros ha dado el grito de alerta.

Y es verdad, hay que saber parar.

Mi blog no es mi fuente de ingresos, mi vida no depende de ello ni la de los míos. Por fortuna, en mi trabajo, tengo un horario estupendo, que me permite tener una conciliación maravillosa, infinitas horas libres para estar con mi hija. Tengo muchos días libres y puedo disfrutar de actividades, aire libre y de cenas con amigos. Tengo 31 años y muchas cosas por hacer y nada va a pararme ni siquiera un posible diagnóstico de una enfermedad que quiera pararme los pies. Y si tengo todo esto yo me pregunto ¿Y porqué me empeño en cargarme con cosas innecesarias cuando lo tengo todo para disfrutar de una vida tranquila y muy feliz?

Por alguna extraña razón, esta ciudad me lleva a estar en constante actividad, sobre todo mental. No paro de pensar y de tener en mente cosas que hacer, ocupando todas las horas del día para hacer de todo y al final, en realidad, no haces nada.

Y quiero que todo eso cambie. Quiero empezar a llevar ese modo de vida «slow» que tantos beneficios parece aportar.

Quiero disfrutar de un plato de comida sin estar mirando el móvil. Quiero saborearla sin pensar en nada más que precisamente en eso, su sabor, su olor, y la satisfacción que me produce.

Quiero disfrutar de mi hija sin estar pendiente de contestar a tiempo todos los mails ni todas las notificaciones de rrss.

Quiero estar con mi hija y ser ella y yo y nada más. No quiero quitarle atención porque el móvil mande una notificación o porque tenga que preparar post con fecha límite. Quiero descansar.

c4b979f8b5f2e76ac921287e8a7b8e8e-checker-copia

Quiero disfrutar de un libro.

Quiero dormir más y mejor.

Quiero hacer deporte. Quiero cuidar mi cuerpo y mi mente. Quiero hacer yoga y meditar. Quiero respirar.

Quiero viajar y descubrir el mundo.

Quiero pasar tiempo de calidad con los míos, sin agachar la mirada a mi teléfono en ningún momento.

Quiero cocinar a fuego lento y disfrutar de una comida sana, sin prisas, y sin verme obligada a comer un bocadillo o una hamburguesa porque no tengo tiempo para cocinar.

Quiero hacer de mi hogar un santuario en el que el estrés no pueda entrar.

Quiero aprender. Quiero invertir el tiempo en que mi hija está en el colegio y yo no trabajo en aprender. En apuntarme a cursos, en investigar, en descubrir, en crecer como persona y cultivar mi mente.

Quiero disfrutar de  mi marido como si nos acabáramos de conocer, quiero prestarle toda la atención del mundo, quiero que viajemos, no quiero que la rutina y el estrés nos atrape.

Quiero leer. Quiero jugar. Quiero reír. Quiero también tener tiempo para no hacer nada.

 

El mundo digital me estaba separando del mundo real. No quiero perderme nada. Y sobre todo, no quiero  que se convierta para mí en una obligación ni por supuesto que me haga perder salud.

Quiero dejar de pasarme la vida frente a las pantallas y quiero y necesito vivir más y mejor. Me he dado cuenta la cantidad de tiempo que se pierde (o yo perdía) inútilmente. Quizás es solo cuestión de organizarme mejor, pero por ahora, no quiero seguir.

Estaré ausentada del Blog y las redes sociales por un tiempo, quizás les dedique algunos minutos al día para no perder de vista a la gente TAN MARAVILLOSA que me ha dado este mundo 2.0  y a las lecciones de sabiduría que me encuentro cada día por internet, pero necesito desconectar.

Llevo dos días haciéndolo y he visto cómo cambian las cosas cuando vuelves a poner los pies en la tierra. Las horas tienen más minutos y cada momento, tiene algo especial que me estaba perdiendo.

Tengo que desconectar para CONECTAR nuevamente conmigo misma y con el mundo. Con mi mundo. Tengo que parar porque me he dado cuenta que YO MISMA me necesito. Estar siempre en un tercer plano no es sano, no es bueno, y no lleva a ningún sitio.

El diagnóstico a mis dolores será el que tenga que ser pero seguro que se lleva mucho mejor, con cero estrés. Lo puedo hacer, mi entorno me lo permite, sólo era yo quien me cargaba con demasiadas cosas.

Espero que lo entendáis, y espero que si regreso, sigáis estando ahí. Ya sabéis donde estoy, para lo que necesitéis.

Un fuerte abrazo.

«

»

5 COMMENTS

  • ¡Qué te mejores prontito Luz! Y creo que tienes toda la razón del mundo, a veces hay que desconectar para volver a conectar con una misma y con lo que más nos inporta. Un abrazo y espero que se encuentre la solución a tus dolores cuanto antes!!😘😘

  • Mony

    Un besote, disfruta mucho de tú vida slow y cuídate.

  • Misión: Mamá Ninja

    Que mejores pronto y si te todo pase ese dolor….disfruta del tiempo que es Preciado. Un fuerte abrazo y fuerza y coraje con todos los tests médicos. Gio

  • Pues claro que sí. Estoy totalmente de acuerdo contigo. Yo el tema del blog lo tengo como algo divertido y genial pero absolutamente secundario a lo que solo le dedico tiempo cuando puedo y cuando me apetece. Sé que así no tendré tropecientos seguidores y esas cosas pero es que mi vida es otra. Lo hago como medio de desahogo y por contactar con gente. Sin más. Así que es lo mejor que haces, priorizar y si ahora lo importante para ti son otras cosas (que para mí también son las realmente importantes), pues no hay más.
    Espero que estés mejor y que todo acabe en un mal sueño. Muchísimo ánimo y a cuidarse.

  • Espero que te recuperes pronto. Tienes razon en lo que dices. A veces es necesario desconectar para volver a conectar. Descansa, disfruta y recuperate. Espero que den pronto con el problema. Muak

Responder a Maribel Maral maternal Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *