Hoy probamos; Cabify Baby

Para los que habitualmente me seguís, sabréis que hace unos años escribí este polémico post  en relación a un serio incidente que sufrí con los taxis en Ibiza, hecho que casi motiva que perdiese el avión de regreso a casa con una bebé de 8 meses en brazos. Desde entonces, mi relación con los taxis si me acompaña mi hija es bastante mala. Vaya, tan mala que si es posible, no los uso, y llevo mi propio coche donde haga falta, aunque si no me quedaba más remedio, cogía uno aunque con el corazón en un puño al ir mi hija sin silla de retención infantil, con el evidente riesgo para ella en caso de accidente.

La verdad que nunca comprenderé porque es obligatorio para vehículos particulares y no para servicios públicos, pero bueno, normativa a parte, este problema de viajar se ha acabado con Cabify que pone al servicio de todas las mamás y papás la posibilidad de viajar con niños seguros con la opción “Cabify Baby”.

Gracias a Madresfera, hemos tenido la posibilidad de probar este servicio, y os puedo asegurar que me ha encantado. Hemos hecho uso del mismo los tres y cumple todas y cada una de nuestras expectativas como usuarios y como padres. Mia va sentada en su silla que colocan en cuanto llegan, para que vaya segura y tu viajes con total tranquilidad en caso de accidente.

El conductor viste con traje, tienen muy buena educación y prestan un servicio totalmente atento y personalizado (Te ayudan a colocar a la niña en la silla, te preguntan si el aire acondicionado está a tu gusto, la música, que tienes disponible botellas de agua para consumir, etc…).

Para usar el servicio, solo tienes que descargarte su app, elegir un vehículo, poner punto de origen y punto de destino y esperar a que venga. Además se puede solicitar de forma inmediata o hacer una reserva con una hora y fecha indicadas.

La app es muy sencilla de utilizar, muy intuitiva, y te da numerosas opciones para elegir a tu gusto.

Ventajas que tiene para mi el uso de Cabify:

  • Sabes el precio que pagarás por el viaje siempre de antemano si en la solicitud indicas lugar de origen y de destino, por lo que no te llevarás sorpresas desagradables o inesperadas.
  • Puedes elegir el tipo de vehículo en el que quieres viajar (si vas con peques, tienes que elegir el servicio Baby para asegurarte que tiene silla). Y no te lo pierdas… ¡tienen cabify para tus mascotas! con “Cabify Pets“.
  • Puedes elegir que te abran la puerta o no, que te pongan una emisora de radio determinada, que te pongan aire acondicionado o no y que el conductor te llame o no (puede llamarte para comunicarte que ha llegado a origen, algo muy interesante para no esperar en la calle los días de frío o lluvia).
  • La atención del conductor es muy atenta, educada y personalizada.
  • Dispones de servicio en varias ciudades de España y en todo el mundo.
  • Las tarifas vienen especificadas acorde a cada vehículo que elijas, lo que puedes consultar antes de comenzar el viaje (nuevamente, cero sorpresas)
  • Puedes hacer reservas con fecha y hora, programadas.
  • Puedes gestionar Cabify tanto desde el teléfono móvil como desde el ordenador, desde su página web .
  • La más importante de todas: tus hijos pueden viajar de forma segura, con silla acorde a su edad. (la primera silla es gratuita, las demás se cargan adicionalmente) y se puede también solicitar maxi cosi (que creo, se cobra a parte).

Como resumen, finalmente os diré que trataron muy bien a Mia y eso es lo que más me gusta cuando pruebo un servicio público. Los niños son bienvenidos y eso es de agradecer en los tiempos que corren.

Por si queréis utilizar el servicio os dejo un descuento de 6€ para vuestro primer viaje, con solo meter el código LUZR242 en el apartado de promociones, puedes obtener ese descuento en tu precio total del servicio. ¡Espero que lo disfrutes y te guste tanto como a nosotras!

Si todavía os queda alguna duda podéis consultar las condiciones generales aquí.

RELATED POSTS

LEAVE A COMMENT